Oh là là. Mon dieu, quel équipe! Nuestros chicos de sub14 seguramente no hablen francés, pero no les hizo falta este sábado para mostrar su superioridad ante un rival que entró en el campo con la confianza de habernos ganado en el pasado.

De nuevo los Osos se mantienen fieles a su compromiso, tenemos jugadores muy ilusionados y se nota que mejoramos día a día. Nos quedan tres partidos esta temporada, que está siendo de mucho fruto, viendo como todos suben un peldaño respecto al partido anterior.

En el saque Alex estuvo a punto de escapar, casi repitiendo la jugada de la semana pasada, pero el Liceo empezó con una jugada poco limpia, agarrando la camiseta en la escapada hasta que llegaron los refuerzos. Esa tónica no fue habitual, pero sí pudimos ver al Liceo perder los nervios varias veces durante el partido, ante lo que nuestros chicos mantuvieron la templanza. A los 10 minutos pudimos ver dos jugadas preciosas. Se forma una melé en la que nos hacemos con el balón. Rápidamente nuestros chicos la pasan a nuestra estrella, que sortea a los jugadores contrarios recorriendo el campo en su canal avanzando hasta ensayar en una jugada espectacular que transforma Jupata.

Marcos recoge el balón de saque, pasa a Hugo, Hugo a Alex y se va de lejos, volviendo a ensayar. Nueva transformación de Jupata. A pesar del buen arranque, se nota que los Osos bajan el pistón. Aunque nuestros chicos enlazan muy buenas jugadas, perdemos la posesión varias veces, la última de ellas se convierte en ensayo del Liceo. Afortunadamente, parece que no le dan mucho valor a transformar sus ensayos, que tiran de cualquier manera y sin ganas. No transformaron ninguno de los ensayos del partido.

Se nota que el Liceo está presionando más y adaptándose a nuestro juego, pero conseguimos un nuevo ensayo, poniéndonos 21-5 Después de varios placajes, Hugo recoge el balón, que en una buena carrera consigue pasar desde nuestros palos hasta más de medio campo. Una lástima que después de una larga jugada el Liceo consigue ensayar de nuevo, llevando el marcador a 21-10.

El liceo empieza a presionar mejor y coger nuestro juego, haciendo varios ensayos que les habrían llevado a empatar si hubieran transformado alguno. Los últimos minutos del primer tiempo han sido intensos, con mucha presión en nuestro campo, e intensa lucha por la posesión del balón, afortunadamente también ellos pierden balones, y Marcos placa una jugada que parecía nuevo ensayo del Liceo con lo que nos adelantarían en el marcador.

Finalmente conseguimos acabar el primer tiempo sin mucho más desafío. Comienza la segunda mitad con otra carrera de Alex desde medio campo que transforma Pedro 28-20, seguido de un carrerón de Marcos, llevando el marcador a 35-20 con una nueva patada de Pedro. El Liceo no se rinde y consigue ensayar poniendo el marcador en 35-25.

Rodri consigue salvar lo que parecía un ensayo en una jugada emocionante, pero de nuevo el Liceo se escapa. Jugada de peligro. Saca Alvaro y recoge Antonio. Nueva melé cerca de nuestros palos. Escapa Alex, que pasa a Juan que retrasa, pero acabamos de nuevo en melé. Tras una lucha limpia Alex coge el balón y a pesar de los agarrones en la camiseta consigue ensayar.

Esta vez no transformamos, quedando 40-25. Dada la abultada diferencia, tras un nuevo ensayo probamos el saque sin tee y transforma Jupata 47-25.  Cogemos el balón en línea 22 y tras un pase precioso Marcos coge el balón para ensayar. Pedro transforma colocandonos 54-25 El Liceo hace una jugada pobre pero efectiva, que como en el resto del partido no transforman. Tras el saque, un placaje limpio de Alex deja al 27 del Liceo en el suelo. Parece serio y tras ser atendido en el campo por el padre de Willy, se retira. Afortunadamente fue más el susto que el daño, aunque la rodilla quedó resentida y no sabemos si lesionada.

Gran jugada de Martin que el Liceo evita convertir en ensayo. El resto del segundo tiempo trae pocas jugadas más, aparte de un ensayo del Liceo, terminando el marcador 54-30. Tomamos nota mental para próximos partidos de usar pegamento en las zapatillas y camisetas stretch para evitar los agarrones. Si tuviéramos que sacar una lección de este sábado sería humildad y perseverancia.

Nuestro equipo está muy cohesionado y eso se nota, pero, además, entran al campo a darlo todo y son capaces de mantener la templanza mientras los rivales desesperan, tanto en el campo como en las gradas, aunque al menos un espectador del Liceo se acercó a pedir disculpas por el calentón al vitorear un codazo de su equipo. Francés no, pero sí latín. VINI, VIDI, VINCI