Segunda cita de la pretemporada para los Osos; en esta ocasión, los de blanco y azul se las veían con Rivas y Titanes en formato triangular, en un día tormentoso que anunciaba el rugby de alto voltaje que se jugó en el Cerro del Telégrafo.

El primer partido se disputó entre Rivas y Titanes, con victoria para los locales, que hicieron valer su experiencia y físico sobre los madrileños. Pocos minutos después, Titanes y Osos se enfrentaron durante 40 minutos, acompañando Niké en esta ocasión a los de Lucho y Taru, que dominaron el partido gracias a sendas cabalgadas de los tres cuartos y a una buena defensa que frenó el juego de Titanes.

El tercer y último partido empezó mal para los del Pardo, que vieron su defensa sobrepasada por el juego directo y físico de los de rojo, anotando un ensayo a los pocos minutos de juego. Sin embargo, los del Pardo supieron sufrir las fases estáticas de los ripenses y gracias al juego con el pie y a las jugadas hilvanadas por los tres cuartos blanquiazules, pusieron el empate en el marcador. Ambos equipos dieron los mejor de sí; Rivas, un juego bien planteado, sin especulaciones y físico, con una potente melé, que hizo sufrir a los listados, que en última instancia se llevaron el partido gracias a un zarpazo que supuso un segundo ensayo y a una defensa corajuda que impidió las marcas rojas. 

El tercer tiempo se regó con cerveza Chula, elaborada por la cervecera artesanal Villa de Madrid (muy recomendable). Gracias a ambos equipos por compartir un buen día de rugby. Osos termina su pretemporada invicto, pero con mucho trabajo por delante, os invitamos a que nos acompañéis esta temporada dentro y fuera del campo.